El Aula en Tierra de hoy tratará “Las Diferencias entre la Vela Ligera y la Vela de Crucero”

Muchas veces cuando llaman a cualquier Escuela de Vela preguntando sobre los cursos que pueden practicar, les hablamos de que tenemos Vela Ligera y/o Cruceros. Mucha gente con poca experiencia en las actividades náuticas, entienden por cruceros a unos edificos de hierro flotantes, que además ultimamente suelen navegar por los fondos marinos. Pero, ¿Qué es realmente el “Crucero”? ¿Qué sensaciones tendré en uno y otro tipo de embarcación? ¿Debo moverme de la misma manera? ¿Se manejan igual uno que otro? ¿Cómo influye el diseño y la física en estas embarcaciones? Aquí se os presenta un artículo redactado por nuestra colaboradora, Ana María Engo Grau, con el fin de iniciar y aclarar las dudas sobre estas diferencias. Esperamos aumentar este artículo con más aclaraciones.

DIFERENCIA ENTRE VELA LIGERA Y VELA CRUCERO

Hoy hablaremos acerca de las características más destacables que diferencian la modalidad de Vela ligera de la de Vela Crucero.

No podemos aferrarnos al criterio de las dimensiones de los buques utilizados, ya que por ejemplo un barco de clase “star” modalidad olímpica de clase ligera, tiene de eslora casi 7 metros, medida ligeramente superior a la del “Sunway 21”, crucero de la casa Jeanneau. Uno de los elementos que pueden influir a la hora de diferencias uno y otro tipo de embarcación es la “Orza”.

 Vela crucero (Sunway 21)
 star sunway

Vela ligera (star)

(Orza : pieza, que puede ser retráctil, habitualmente de madera, de hierro o más actualmente de fibra de vidrio utilizada para evitar la deriva producida por el viento. Otra característica podría ser el carácter abatible de la orza.)
 

Pero también hay contra ejemplos que dan al traste con este criterio. En efecto , el citado “star”, siendo de Vela Ligera, cuenta con orza fija.

A groso modo podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, ni encontrar contra ejemplos, que el rasgo esencial que acaba por caracterizar la Vela de Crucero diferenciándola de la Vela Ligera es la de poseer una estancia, llamada “camarote”, en el interior del buque, habitable y estanca, esto es, capaz de cerrarse de tal manera que no entre nada de agua.

En la Vela Ligera, la posición y pose del tripulante influyen ostensiblemente en el control del equilibrio, dado que el peso de la embarcación es parejo o inferior al de la tripulación, pudiendo afirmar que es el propio peso de los tripulantes el que hace de lastres.  En cambio en la Vela Crucero, el peso y la distribución de los tripulantes afectarán al equilibrio pero con una función de “trimado” de la embarcación. Es decir, se distribuyen los pesos de una u otra forma para conseguir el equilibrio y sobretodo, para conseguir optimizar la navegación del crucero. Las probabilidades de que una embarcación de Vela Ligera vuelque por una mala distribución de pesos es casi del 80%, siendo muy poca la probabilidad de que un crucero vuelque por una mala distribución de los pesos.

 velaligera

En la Vela Ligera la competición se desarrolla en una zona limitada que comprende un triangulo adivinado por tres boyas que hacen de vértices del mismo, y por las que las embarcaciones deben pasar según unas reglas preestablecidas, mientras que en la Vela Crucero la competición se lleva a cabo navegando de un puerto a otro más o menos lejano, o bien haciendo un recorrido poligonal cerrado, normalmente también triangular, cuyos vértices están señalados por boyas, pero que, contrariamente a lo que suele ocurrir con la Vela Ligera, no son visibles desde el comienzo de la regata, haciéndose necesario en general,  el uso de las cartas náuticas y de los métodos de navegación para poder efectuar el recorrido reglamentario.

vela_crucero

La gran diferencia entre las regatas de Crucero y de Vela Ligera reside en que en Vela Ligera los barcos deben de ser idénticos, y en Crucero se compite con barcos que regatean contra su rating, no es necesario que sean monotipos. (Sobre el Rating hablaremos más adelante).

En el orden físico-matemático dos son los parámetros que vamos a destacar como esenciales para distinguir la Vela de Crucero de la Vela Ligera: la inercia y la estabilidad. No son éstas las únicas, pero sí las precisas para tenerlas en cuenta a la hora de manejar y controlar el barco.

  • Inercia: tendencia de los cuerpos a permanecer en el estado de reposo, si están parados,  o a seguir  en movimiento en caso de no estar parados.
    En la Vela Ligera la inercia es pequeña, mientras que en la Vela de Crucero la inercia resulta mayor. En consecuencia, costará mucho arrancar un gran yate (sacarle de su estado de reposo), tanto más cuando mayor sea su peso, pero también será más dificultoso detenerlo (sacarlo de su estado de movimiento). Lo contrario ocurrirá con los barcos ligeros.
  • La estabilidad: es la capacidad de un cuerpo de volver a su posición inicial cuando se le ha sacado de la misma mediante  la aplicación de fuerzas externas a ese cuerpo.
    Los barcos de Vela de Crucero tienen  mayor estabilidad, lo que brinda una mayor seguridad en cuanto al peligro de vuelco se refiere. La mayor estabilidad se consigue con el lastrado de la quilla, consistente en cargar de peso la parte inferior del buque para bajar de esta forma el centro de gravedad. Por el contrario, los barcos de Vela Ligera son menos estables y pueden volcar con facilidad.

Finalmente decir que desde el punto de vista de la educación en deporte de la Vela de Crucero se caracteriza por contener en su aprendizaje y práctica, y en mayor medida que en la Vela Ligera, el desarrollo tanto de capacidades cognoscitivas como afectivas, psicomotrices, de inserción social y de relación interpersonal, consiguiéndose, así, una formación bastante completa y equilibrada.

En cambio, la enseñanza en Vela Ligera se consigue un aprendizaje más completo sobre la técnica, el conocimiento del medio, la orientación,  las sensación del viento, el funcionamiento del aparejo, etc. También juega un gran papel en el aprendizaje de estrategias de regata, intuición en el campo de regata, reglas del Reglamento de Regatas, etc.

Para terminar, diremos que una u otra opción, al igual que navegar en Windsurf o Kitesurf, es una experiencia que completará tu aprendizaje y experiencia en el deporte de la Vela. Normalmente en edades inferiores a los 12 se empieza con la Vela Ligera, para luego seguir o practicar también Vela de Crucero. Pero lo realmente importante no es que practiques una u otra modalidad, sino que llegues a adquirir un buen nivel de conocimiento sobre: Las partes de la embarcación, conocer el viento, conocer el mar, conocer las normas básicas de seguridad (por ti y por los que navegan contigo), y sobretodo… saber disfrutar de este deporte!